Me hubiese gustado que estuvieras conmigo...

Me quedo con esa frase que no te dije atravesada en la garganta, mientras te veo irte a dormir con tu media sombra apagada. Me quedo con esa frase y me pregunto si no es un presagio, una forma de reflexionar acerca de todo, una manera de decirte en un futuro qué sentí cuando todo se disolvió.

Es que estoy tan cansado, tan aletargado en el tiempo, tan inerte en este aire. Siento que se me va la energía, las ganas de reinventar, la sonrisa que en un momento lo era todo. Y ya no alcanzan las palabras, las formas de decírtelo, la mirada sombría denotando tristeza. Siento que ya nada sirve, que todo se posterga, que me encuentro otra vez dejando todo mi esfuerzo por algo que no va.


Me hubiese gustado que estuvieras conmigo...

Y de todas las maneras en que lo veo, muchas veces me siento solo. Intentando construír algo que se desvanece, como si los dos fuésemos en distinta dirección. Perdiendo la conexión que alguna vez existió. Y ya no importa quién tiene razón y quién no, ya no importa a quién le duele más o menos. Quién pierde en todo esto. No importa porque lo lindo que era encontrarse en la mirada del otro aliviaba todo lo demás. Y hoy no hay alivio, un instante de paz. De la buena, de la que te encuentra un martes cualquiera con tu cabeza apoyada en su regazo.

Te extraño. Extraño hablar de la vida y que coincidamos en el andar. Extraño cuando las palabras eran importantes y no un simple decir. Te extraño cuando reías porque no se me entendía nada al hablar. Quiero atrapar momentos en mi mente y todo lo que me devuelve son recuerdos de algo que parece haber pasado hace años, y fue tan solo ayer. Y no logro descifrar por qué todo desapareció.

A veces se me da por pensar que nunca pudiste aceptar el alejarte de los tuyos, el adaptarte a otra realidad, el encontrarte perdida en esta otra parte. Pero todo era certeza cuando lográbamos encontrar en un abrazo las razones. Y ahora veo esto y me pregunto si algo de todo lo que pasa tiene sentido. Si no será tal vez que las razones que había acá ya no son suficientes. Si cambió el sentido de cambiarlo todo.



Me hubiese gustado que estuvieras conmigo...

Siento que nos perdemos de miles de cosas que me gustaría compartir con vos. Aquella charla de amigos, aquel encuentro por alguien que se va, que la gente que me pregunta por vos pueda hacerte esa pregunta a vos misma. Y cuando pienso en por qué estoy solo en esos momentos, me pregunto si vale la pena. Qué sentido tiene. Si las cosas que hacemos en la vida son para disfrutar de los afectos, qué sentido tiene perdernos esos momentos. En qué lugar te deja esa frivolidad.

No sé si hay algo que se pueda hacer. Es algo que me aprieta el pecho y me angustia, algo que no me deja pensar bien. Sentir que mi vida con alguien es de a ratos, cuando la rutina lo permita, y el resto del tiempo yo solo sin nadie más. Sin tener a mano un beso espontáneo o una ofrenda de paz. Sin que el resto del mundo se interponga.


Me hubiese gustado que estuvieras conmigo...

Y me pesa el saber si a vos te importará.
Palabras en el aire

Comentarios

  1. Me hiciste lagrimear :( y no tengo nada más para decir. Sólo tengo un fuerte abrazo que vuela desde acá y te llega ya mismo, a pesar de los kilómetros.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario