Adicto

Cada día se abre de par en par
igual que una puerta.
Aquel que ya la ha cruzado
clava sus ojos en otros y vuelve
a sentir el milagro y tomar
parte en la vida.
¿Quién diría, al verlo, que ese hombre
duerme mal en la noche y quisiera dormirse
como la tierra reseca tras jornadas de lluvia?
Nadie, entre aquellos que van y los que vienen,
percibe que ese hombre es adicto.
Adicto a imaginarte en su vigilia.
Adicto a tu voz y tus silencios.
Adicto a tu cercanía y tu distancia.
Adicto al cuerpo que acercas o rehuyes.
Adicto a tu dulzor y tu amargura.
Adicto a tu boca y tu saliva.
Adicto a tu sabor, adicto a tu aroma.
Adicto a ti y a ser adicto.
Y a querer que su adicción no tenga cura.

Juan Ramón Mansilla





Este poema me llegó por mail de parte de alguien que siempre está pendiente de las cosas que escribo. A la distancia, en otro país, con sus problemas y su poco tiempo siempre encuentra la manera de hacerse un espacio y escribirme. Y cuando más de una vez tuve las ganas de cerrar el blog porque los días eran demasiado malos, su mail era una de las razones que me daba el aire suficiente para aguantar un poco más.

Porque, como puse hace muchos meses en este mismo blog, es increíble cómo sin saberlo muchas veces... provocamos en personas cosas que quizás desconocemos. Y aunque lo que escribo es particularmente para mi, por una necesidad de expresar lo que siento, soy de la idea de que eso que escribo deja de ser mío el día en que alguien lo lee y lo traduce a su propia vida.

Me pasa con muchas otras personas. Me pasa con las canciones, con las películas, con las historias de los libros. Donde siento que están hablando de mi vida y tomo eso como parte de la misma, como si alguien se hubiera sentado a escribirlo para mí.

El caso es que me llegó ese mail con esa poesía y esta personita me comentaba que al leer este poema recordó lo que me estaba pasando. O dicho con sus propias palabras, mucho más tiernas: "El poema anterior significa lo que a mi parecer te sucede con la Srta. que te trae de las alas; yo feliz, me gusta leerte bien enamorado."

Gracias, gracias por estar por ahí rondando. Gracias por mostrarme una poesía donde reflejarme. Donde encontrar que no soy el único que siente ciertas cosas. Donde descifrar en cada palabra y cada espacio, cosas que siento y no se describir. Gracias Yohanna! :)
Palabras en el aire

Comentarios