Te necesito. Casi como necesito el aire, o recibir noticias tuyas. Saber qué fue de tus días lejos de mi, con quién te reíste, qué tema bailaste. En qué lugar cerraste los ojos para perderte en sus labios, por cuál camino llegó a tu corazón. Te necesito como si siempre te hubiera necesitado, y hasta parece mentira el hecho de que no estés ahí. Y sentirte siempre tan cercana a mis brazos.

Te necesito como el mar necesita quién lo sienta, quién deje que sus olas inunden el pecho de ganas. Y me relamo pensando en tu cuerpo al borde de la orilla, tirando castillos de arena que construyamos a cada rato. Poder capturar las estrellas que nos contemplan y bajarlas a nuestro lado, para que desgasten su brillo en nuestros cuerpos bañados del otro.

Te necesito como la flor necesita al Sol, como necesito de tus palabras para comenzar el día. Y mientras tanto te vas con el que ni piensa en tus detalles, en la melodía que te gusta, en lo cansada que estás. Y yo te veo tan hermosa, tan vos, que sin saber realmente quien sos puedo imaginármelo sin temor a equivocarme.

Es sentir que en todo lo que te rodea se esconde algo indescriptible y único, tal vez producto de mi ilusión, tal vez producto de tu perfecta magia. Y me quedo colgado observándote, calladamente... casi sin querer arruinar el bendito aire de tu presencia. Mientras tanto me insulto en silencio por no decirte lo que me pasa por la cabeza, por seguir dejando que mis sentimientos se escondan, aun cuando ya están en el aire.

Pero sabés... aunque por dentro sienta que un día te cansarás y seguirás con tus cosas, yo no puedo dejar de quedarme inmóvil ante vos. No sé hacerlo. Y es tan raro este efecto que dejás en mi que me río, me siento un adolescente que volvió al segundo donde fue feliz por primera vez.

Es una sensación difícil de explicar. Es saber que es ahora el momento y también saber que sigo siempre igual, tan estúpidamente paralizado. No se por qué el amor me paraliza. No se por qué no lo puedo dejarse llevar. Y temo dar un paso en falso, de tal vez borrarte lo que sentis por mi, de que por fin entiendas que es incomprensible que esté frente a vos pidiéndote que me quieras.

Yo no sé qué cosas hacen que la estupidez tome partido en mi vida en los momentos más importantes, pero sí sé que no puedo dejar de pensar en vos y necesito de tu magia, esa que parecés escatimarme pero que yo no puedo dejar de encontrar. Es una risa, un reto, un silencio, una observación. Una palabra dulce. Es darle a cada segundo de tu vida una forma en la mía. Es sentir que con solo saber que estás ahí se me alegra el corazón y se me cruzan las estrellas.

Y ahora no estás, y ahora no estoy. No estás y mi sonrisa no la encuentro. No estás y me falta algo para que este día tenga sueños. Para que la noche tenga sentido. Pero te escucho allá a lo lejos ríendo, cantando, abrazando, sintiendo. Y me pone feliz tener esa sensación al pensarte. Me llena el corazón saberme tan estúpidamente avergonzado cuando alguien me pregunta qué nombre tiene la persona que me provoca todo esto. La musa que desde que se posó sobre mi ventana no deja de embriagarme los sentidos y hechizarme la razón.
Palabras en el aire

Comentarios

  1. y que nombre tendrá...que yo lo sepa no importa
    si tengo otra pregunta...porq mas q no sepa q va a ella, ella te lee?
    yo nose, yo creo q de saberse correspondida en esos insoñables textos, se sabria sobervia de su ser, de su suerte, de su belleza...

    ResponderEliminar
  2. "...esta necesidad de necesitarte
    este llamarte sin quererte llamar
    este olvidarme del deber de olvidarte..."

    estupidamente avergonzado? no seria mejor dulcemente? xq avergonzado?

    el amor duele cariño, correspondido o no... pero es lo que nos llena el alma, lo que nos hace vivir...

    ojala que hoy estes feliz...
    divertite, y que te roben muchas sonrisas!

    un beso grande, desde los confines de un libro con muchos articulos que no entienden de cariño.

    ResponderEliminar
  3. Nos sentimos avergonzados porque tenemos miedo, porque nos sentimos vulnerables, porque el resto no entiende de lo que hablamos...pero es mejor un "avergonzado de amor" que un "avergonzado del vacío"... Un abrazo enorme Ale! ¿dónde está?

    ResponderEliminar
  4. No sabes como me siento a la par con tus letras, porque esto que siento no encuentra otro espacio más que en el corazón de ese hombre por el cual respiro cada día, por el cual encuentro razones para vivir y soñar. Soñar lamentablemente con su vuelta, vuelta que quizás nunca se concretará. Estúpidamente avergonzada también de invocar su nombre en cada suspiro, pero plena porque aún me hace vivir su recuerdo, porque aún ese recuerdo no me hace daño. Saludos

    ResponderEliminar
  5. No deberíamos nunca necesitar a alguien de esa manera. Y si aun así lo necesitamos, ¿por qué no decírselo?
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Ale!

    Escuchar esta melodía... tus palabras que se mecen tiernamente junto a la teclas de este piano.
    Son embriagadoras, producen ese efecto de no querer dejar de oirlas.
    Pero, mejor que quedarte con este sueño... disfrutar de su compañía y susurrarle ese torrente de poesía que con tanta hermosura evocas.
    Que no se quede todo en un saco roto, que tus palabras no se diluyan con el viento, que tu mirada refleje su mirada.

    Realmente quieres estar junto a ella? O es un espejismo que también te tiene embriagado?

    Besos nocturnos. La mirada de Julia (tengo problemas para publicar el comentario)

    ResponderEliminar
  7. "Encuentra el tiempo para bailar solo con una mano alzada"
    Yo bailo The Killers en la cama y a vos te causa gracia!

    ResponderEliminar
  8. Ale, ante todo, gracias por visitarme. De tu texto puedo decirte que es sumamwente bello y que he necesitado alguna vez así a alguien, cosa que, sinceramente, no le deseo a nadie (hay una maldición árabe que dice: "Ojalá te enamores").
    Un beso grande y buena semana.

    ResponderEliminar
  9. Hola Ale!!! hermosa declaración, detalles, sensaciones, emociones... minutos por demás y de menos que tu pensamiento baila en el aire para encontrarla al menos en los lugares que en algún momento compartieron...


    hoy la verdad q me identifico mucho c tus palabras, me acompañan en la lejanía física de que él este un poco lejos, la verdad que lo necesito, al menos un día cerca, para despues si continuar c la lenta espera..


    Al leerte,por un instante me fui al mar, derrumbe algún castillo de la orilla para desquitarme de alguna pena, me senté en la ventana esperando que baje alguna estrella...

    te confieso que por suerte algunos minutos mi mente viajó diferente =)

    saludos!!!

    sol.

    ResponderEliminar
  10. saber que esta para ti que existe por sobre todo y que influencia de una manera tal que te hace escribir de la manera mas bella con la que alguien se puede expresar...

    hubieron palabras tuyas que en un momento escuches.. hubo fragmentos que dibujaro una realidad mia...

    no se proque pero me identifique demasiado con tu escrito

    es hermoso

    te dejo mi admiracion

    besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario