No me digas nada, no desgastes este silencio. No me grites que me extrañás, no me llames por dos días, no me repitas cada vez que te veo que me amás. No conviertas en cotidiano el milagro del amor. A mi me basta con tomar tu mano y sentir que sos vos, que estás acá, que tu olor me quede impregnado. Me basta con irme a dormir y al mirar una estrella saber que estás mirando vos también la misma. Me alcanza con que el día de los enamorados no haya regalos, no haya llamadas, no haya un momento. Porque me basta con saber que lo soy todo para vos y que sin vos yo no soy nada.

Asi que no repitas las palabras que me encanta oírte decir, ni siquiera insinúes que tu sonrisa es a causa de mis besos. En nuestro aniversario no me des el regalo mas representativo, hacelo cualquier otro día por favor. Que los "te amo" nos encuentren a las 10 de la mañana tomando mate, que el llanto sobre mi hombro sea el día que no te haya pasado nada triste, que me escribas una carta y la dejes bajo mi puerta sin golpear ni tocar timbre.

Ya no sé cómo decirlo sin que olvides lo que sos. Mi idea es que esas cosas maravillosas nazcan en los momentos menos pensados, y prefiero mil veces escucharte decir que me amás excepto cuando yo digo que te amo. Y no me preguntes si te extraño o quiero verte, dejá que te lo demuestre sin sentir que te lo demuestro.

Cuando por fin entendamos que sin el otro nos falta la mitad de nuestra vida, cuando por fin comprendamos que podemos estar muy lejos y sentirnos al lado, cuando finalmente caigas en la cuenta de que todo lo que hago es para vos... ese día solo mirémonos a los ojos y sonríamos en silencio. Que los "te quiero" no abunden, que los reclamos no existan, que San Valentín lleve nuestros nombres y nuestros días, que hagamos nuestro propio mundo de cosas bellas.

Porque si esperás todos los días un mensaje mío, un llamado, un te quiero, un regalo el día de los regalos... todo perderá sentido. Porque caeremos en la loca rutina de hacer lo que "se debe hacer" cuando dos personas se aman. Y yo no quiero libretos para con vos, no quiero el manual de instrucciones. No quiero otra cosa que tu cuerpo tal cual es, que tu neurosis tal como la conocí, que tu alma tal como la descubrí. Que seas vos, que sea yo. Que seamos todo sin decirlo nunca. Que seamos los más felices sin tener que recordárnoslo.

¿Es que no lo ves? Esto que estás sintiendo en este mismo momento al leer esta carta es lo que nos define. Esa sensación de saberte feliz, esa certeza de entender por fin que lo mismo me pasa a mi.

Te amo.
Y será la única vez que lo escriba, porque todas las demás veces nos lo estaremos demostrando. Sin demostraciones. Sin gestos. Sin palabras. Sin pasos. Sin prisas. Sin besos. Solo mientras sigamos sintiendo esta increíble vibración de tu corazón corriendo al mío. Para nunca alcanzarlo, y así volverlo a correr.
Palabras en el aire

Comentarios

  1. tienes una gran sensibilidad. ojala esto abundara mas en la tierra.
    Y no te lo pienses mas....., dile a tu amada lo que sientes por ella. No dejes que el tiempo deforme tus sentimientos tan bonitos y puros hacia ella.
    Creo que aunque ahora mismo no sepa que es ella, le encantara saber lo que piensas de ella. Y aunque sea un amor imposible o un amor muy lejano, a ella le gustaria saberlo , ya que el amor es lo unico puro que queda en este mundo.
    Un saludo y suerte.

    ResponderEliminar
  2. David tiene razón, creo que algo como lo que expresas tiene que ser conocido por la persona que lo provoca...
    Me encanta la forma que tienes de expresar las cosas, y sentimientos. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Si se quiere, que se note.
    Que no se necesiten palabras, ni fechas determinadas, que no se cumplan las reglas ni se estrecture el amor.
    Si se quiere, que se sienta.
    Qué es eso de encerrar al amor en determinados gestos, en unos cuantos te amos, o en algún regalito para tal día?
    Si se quiere, con eso basta.
    El amor después hará lo demás.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ale

    Qué alegría encontrar de nuevo tus palabras. Me dejas atónita, emocionada...esa música y tu voz en ellas.
    No dejes que tus palabras se bañen de tanta melancolía.
    No te des por vencido, inténtalo.
    Tienes a quien brindar tu corazón.

    Besos desde la otra orilla.

    ResponderEliminar
  5. Dichosa aquella, que se encuentre destinataria de esta carta.
    Afortunada la persona que encuentre tu remitente detrás de su sobre…
    Tantas veces, por no decir todas, pensé el amor así…
    Como una cosa que te alcanza, y no queres que te sobre, como una cosa que ya es tan real, tan tangible, que no necesitas que te lo repitan todo el día, maquinalmente. Porque el “te amo” que más disfrutas, es el que no tiene fundamentos, es el que sale directamente del corazón, sin corresponder a ninguna situación, a ningún otro “te amo”…
    Dichosa aquella que alguna vez entienda, que tu amor es tan puro, tan infinito, y tan sincero… porque no hay nada más detestable que un llamado por corresponder a una fecha, una fecha que no existe, porque para amarse no existen días pautados. No hay nada más detestable que necesitar fechas, momentos, excusas para decir “te amo”, para expresar el amor de una forma gastada, aburrida, repetida. El amor no se explica, se siente, se vive… se canaliza constantemente, directo desde el corazón, a través de la piel, hasta la otra persona, y viceversa…
    Hermoso el día en que descubra, que su vida ya no es suya, es para vos, y que tu vida es para ella…

    ”No conviertas en cotidiano el milagro del amor…”

    Hermoso texto Ale, como siempre.

    ResponderEliminar
  6. simplemente precioso....

    que el amor no sea una rutina, que las cosas se hagan cuando se sientan y algo maravillo viviran por el resto de sus dias

    ResponderEliminar
  7. simplemente precioso....

    que el amor no sea una rutina, que las cosas se hagan cuando se sientan y algo maravillo viviran por el resto de sus dias

    ResponderEliminar
  8. Yo te agradezco cada paso, pero más, cada palabra en mi blog. A veces me siento una ingrata y es que no tengo la dedicación-tiempo-constancia para pasar por otros lugares, bueno, en realidad, te soy sincera, no sé hacer comentarios, siempre me salen estúpidos. Pero te leo, seguido, y cada vez que lo hago, me repito a mi misma: ojalá, alguna vez, alguien escribiese algo para mi, asi, tan frágil y lindo a la vez.

    Gracias :)

    ResponderEliminar
  9. Yo te voy a matarrrr!!! Esta vez no fue una lágrima! Me puse a llorar! mucho!
    No se cómo ni por qué... (o sí sé) pero cada palabra me tocó el corazón, y hasta podría firmar esa carta con tu misma convicción.

    Será que amar a alguien es tan perfecto, a pesar de todo que la simple prescencia de un alma que nos pertenece y a la que nos hemos entragado, en cualquier lado, ya es sufieciente para que no sientamos tan completos?
    Bueno, por lo menos creo que no soy la única que lo siente.
    Te mando un beso grande grande ale, con un abrazote!

    ResponderEliminar
  10. Cuanta razon tenes y q bien dicho/escrito.
    Se cae en lo q se debe hacer, se cae en normas, actitudes, y demas q se deben hacer, y a veces uno olvida lo mas importante, estar con el ser querido, disfrutar de las pequeñas cosas q a uno lo llenan tanto
    Un gusto leerlo Sr.

    Beso
    Lu

    ResponderEliminar
  11. Gracias por compartir esas palabras con nosotros tambien.
    No tngo nada más que decir.
    Saludos Ale =)

    ResponderEliminar
  12. Hola Ale! vengo a agradecerte tus palabras en mi blog.
    Y como siempre encuentro este espacio lleno de amor...
    Que lindo describes el amor, es como un volcán en erupción dentro de tu alma que no puede más que salir y salir...
    Me emocionaron tus palabras, ven por mi espacio cuando quieras y recorrelo encontrarás otras cosas que quizá te gusten.
    Yo por lo pronto estoy recorriendo el tuyo y volveré.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Qué decirte que no te hayan dicho! Cada uno inventa el amor "a su medida". Y el tuyo es perfecto.
    besos!

    ResponderEliminar
  14. sin palabras... todo sería demasiado poco después de esto... ¡GRACIAS!

    ResponderEliminar