Cuánta gente sola, ¿verdad? Cuántos corazones rotos en las esquinas, cuántas esperanzas perdidas... gente que le sonríe a la vida esperando una mínima señal que nunca llega. Gente que se deshace en los detalles, orgullosos de tenerlos... tristes y abandonados al no encontrar a nadie que tenga alguno para con ellos. Gente increíble que espera por un beso entre las sábanas, personas que con un simple llamado pueden ser felices por días, meses e incluso años.

Parece que no es tiempo de compañía en sus vidas, es como si el tiempo corriera hacia atrás constantemente en cada abrir de ojos a un nuevo día. Pero ellos mantienen su enamoramiento intacto, tan latente... que sin querer se encuentran una noche llorando a las estrellas. Implorando a quién sabe qué, un rato de felicidad... una mínima porción de sueños, un ramillete de promesas.

¿Existirá algún día el consuelo para esa gente? Me gusta pensar que si, que el que aguante tormentas y haya perdido todo pueda por fin mirar al horizonte y sonreír... devolviendo parte de su alegría a la vida, al futuro mismo... al pasado redimido. Me los imagino soñando de día y sin poder dormir de noche, contemplando a la persona que los acompañe... pensando con qué sorprenderla al día siguiente, en qué detalle reparar, en qué gesto no olvidar.

Se merecen toda mi admiración esas personas, que están ahí... rondándonos. Casi que nos piden con su mirada silenciosa un segundo de nuestra compañía, solo un rato que para nosotros quizás sea insignificante. Solo esa hora de programa de TV que no nos perdemos por nada del mundo, solo ese tiempo que nunca tenemos porque estamos ocupados sin saber por qué, sin darnos cuenta del tiempo que malgastamos.

O... o tal vez nos damos cuenta, y estamos tan solos como ellos. Tanto, que hacemos cualquier otra cosa para evitar reparar en el daño que nos hemos hecho. En desoír a nuestro corazón, en olvidar que necesitamos de alguien... que somos algo si también lo somos para alguien más. Qué perfecta frialdad la de hacer de cuenta que todo anda bien, qué triste soledad sobrellevar esa alegría.

Por ustedes, por mí, por ellos...
Ya basta de soledades apagadas, es hora de ir más allá de lo que nos dan...
Es hora de dignificar nuestros días, y de aspirar a que al finalizar la noche... nos sintamos bien con lo que somos, con lo que queremos, con lo que pedimos ser. Con ese interior que nos da miedo conocer. Con esa soledad tan nuestra que no sabemos cómo deshacer. Basta de esta abrumante angustia, dejame mostrarte lo que soy, lo que tengo... lo que no quiero ya negar. Dejame confesarte que sin tu mirada, sin que me pienses... a mí me falta algo y es fatal.

Sé que en esta confesión las cosas no van a dar un vuelco, tan solo quiero alivianar esta pena de no saber cómo mirarte sin agachar la vida. De que sepas que para mí, sos algo innombrable ... porque no encuentro la forma de expresar la vida que me regalas. No entiendo la manera en que te veo y no puedo evitar soñarte sonreír, no puedo evitar rezar por vos aunque no crea en dioses. Pero tampoco puedo negarlos, cómo hacerlo si en una mirada se encierra el mundo, si rozar tu mano me eriza el corazón y me enjuaga las lágrimas que no muestro. Las lágrimas que te dicen, hoy y siempre... que por vos yo soy así. Que por vos... yo soy feliz. Te tenga o no, te pierda o te encuentre... solo quiero decírtelo y que lo sepas. Lo demás no importa.

Tan solo quiero que tomes estas palabras y que el día de mañana, si llegas a sentir que nada tiene sentido, que nadie puede tenerlo... recuerdes que yo tengo sentido porque vos existís. Que entiendas que le das vida a un ser inanimado, que se mantiene en pie tan solo por agradecer eternamente la maravilla de haberte podido conocer. Gracias, a vos... a la vida... a los dioses... a mí mismo. A este enamorado corazón. Gracias. Tan solo ahora comprendo de lo que me he perdido al ocultarte lo que siento... este regalo que me acabo de hacer, quedará por siempre en tus manos, para que lo abras cuando sea necesario. Para que nunca te distraigas del amor. Para que recuerdes, hoy y siempre.... que aquí estoy yo. Por mí, por vos. Por vos.
Palabras en el aire

Comentarios

  1. Ale... qué decirte?
    Palabras que con su pureza más clara, me conmueven en lo más profundo, en un día de sol donde todo lo que pude ver con ojos de vidrio fué gris... rezando como pocas veces hago, para que esa persona por la que tanto amor guardo, disfrute de una fecha tan hermosa para él, rodeado de cuanta gente querida y alegre pueda estar.

    Y es que hay personas heridas que andan por la vida remendando pieza por pieza un corazón que pide a gritos "porfavor no más"..
    Las hay que pase lo que pase, guardan increible felicidad solo por haberla encontrado, por haberselo dicho..
    Otros se maravillan con estrellas fugaces y puestas de sol, que anciosos esperan poder compartir con ESE alguien todavía ausente, aún desencontrado, desconocido..

    Pero todo a su tiempo, creo que en este mundo imperfecto que parece ir siempre a destiempo, cada tanto las agujas del reloj retoman su marcha, y se ocupan de planear encuentros..

    Un abrazo grande Ale, muchas gracias por tus oportunas y necesarias líneas. Disfrute del señor Domingo :)

    ResponderEliminar
  2. me dejaste con la mirada desorbitada...me zambulliste en algo q empezo como un texto y termino como una confesion...de pasar de hablar del de al lado...quizas sin intencion, sin poder callar a ese corazón terminaste escribiendo de vos...
    Nose no tengo muchas palabras...me llego mucho
    Yo por lo pronto se que no me equivoque en volver a entrar a estos pagos...


    te dejo un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  3. También me quedo sin palabras, un texto hermoso, palabras hermosas, sentimientos hermosos, quizás los que muchos de nosotros no sabemos valorar.. a veces parece que todo fuera injusto, pero todo tiene su porqué, por más absurdo que sea..
    la soledad no es fácil, pero creo que podemos aprender a ser amigos de ella, para que decida irse sin protestar..

    beso grande!

    ResponderEliminar
  4. Me encanto, q decirte, y la verdad en algunas partes describiste como me siento, o al menos como me sentia. Solia ser la chica sola autocompasiva, pero deje de flagelarme, aparte el masoquismo de mi vida, y hoy, si bien sigo sola como antes, disfruto mas otras cosas, otras gentes, no la paso mal, igual siempre, siempre...queda ese no se q

    besote

    ResponderEliminar
  5. De nuevo, Precioso.


    Pero no, no hay consuelo para personas asi.
    Al menos no para mi. Aun.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que el consuelo para esa gente es -o al menos debería serlo- el de saber que sus corazones pueden sentir algo genuino por otro ser, tener la valentía de manifestarlo y de seguir respirando dignamente pese al dolor de la ausencia de ese otro ser.

    Uno pierde no intentando, y si uno intenta y recibe un no, el fracaso no es de uno sino de la otra persona incapaz de sentir algo tan hermoso como el amor.

    ResponderEliminar
  7. Me olvidé de decirte que me encantó lo que escribiste!!!

    ResponderEliminar
  8. Ale,una maravilla lo que escribiste,me emocionó,me tocó,me dejó llena de millones de sensaciones juntas..

    ResponderEliminar
  9. Sinceramente aveces yo creo que tengo mucha mala suerte en el amor.... Pero realmente tengo gente que quiero y que me queire, amigos que son de oro y familia que me aguanta... Entones veo a esa gente que realmetne está sola y digo.. ¡¡¡La pucha, me quejo de llena!!!! y asi vuelvo a estar tranquila... Como ves es un circulo, comienzo a hacerme la cabeza y cuando estoy a punto de estallar, algo me hace reflexionar... Por ejemplo hoy tu texto.
    Muchas gracias.
    Evulina. :)

    ResponderEliminar
  10. Existimos sólo en función de otro. Nos volvemos reales y tangibles. Sino somos sombras.

    ResponderEliminar
  11. ale, la verdad d la milanesa es:
    el hijo del n ovio de mi vieja (...lo conocí ayer) es uno de los capos de myspace (...) y me tuvo un laaaargo rato observando cómo usaba la pc y me hizo hacer algunas cosas ...entre ellas: ese link d mierda que ya quise suprimir y no pude.-
    una caca-.

    ResponderEliminar
  12. Parece que vivimos ocultando sentimientos. Triste forma de vivir

    ResponderEliminar
  13. La vida debería de ser un cúmulo de buenos propósitos. Tus palabras los tienen. Y eso es de agradecer. Pensemos sobre lo escrito y actuemos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Creo que a veces pensamos que sólo existimos porque otro existe, que es gracias a otro por lo que merece la pena vivir, pensamos que nadie piensa en nosotros...y quizá, nos sorprendamos pensando el alguien que también piensa lo mismo...

    ResponderEliminar
  15. Genial, como siempre lo que escribiste, Ale. Como siempre :)
    Podría seguir comentando, pero quienes te firmarn mas arriba dijeron tambien muchas cosas bonitas (y ciertas) y la verdad, que no podría agregar mucho más.

    Besotes enormes!

    ResponderEliminar
  16. Lindo lindo lindo! Palabras que salen desde lo mas profundo de una persona enamorada.

    "Dejame confesarte que sin tu mirada, sin que me pienses... a mí me falta algo y es fatal." Es taaan cierto eso.

    ResponderEliminar