Hay días donde siento que se me viene el mundo encima, donde todo lo que mi cabeza construyó se vuelve una mentira. Una mentira que yo genero a cada rato, porque sigo dándome a la gente una y otra vez, sabiendo de antemano que a esas personas no les importo... sino que simplemente les hago bien. Y hacerles bien y ayudarlas me gusta, por eso lo sigo haciendo, pero me siento vacío y usado al ver que ni se preocupan por saber cómo estoy yo. Cómo me siento.

Y no es que tenga la necesidad de hablar de mi, porque las personas que me conocen bien saben que no soy de contar mucho sobre mis quilombos... prácticamente tienen que sacármelos como tirabuzón, porque soy muy cerrado, hermético con eso. Sin embargo me duele que ni siquiera se pregunten en qué ando, si estoy bien, pavadas... un simple "cómo andás?" que no encierre un "contestame que andas bien por costumbre, asi te hablo de mi vida".

Y aún siendo consciente de esta realidad, sigo dándome a las personas, creyendo en ellas. Y vaya, que tengo un punto a favor, porque una de esas personas hoy sigue a mi lado pensando en mi... interesándose por mi vida, aún cuando la suya hay días donde parece volverse una revolución. Pero es una persona entre 20 que conocí, y digo 20 no por tirar un número, más de 20 realmente han sido las personas en las que creí ser alguien.

Pero no, una y otra vez el tiempo y las experiencias me han demostrado que la mayoría de las personas me buscan cuando están mal. Algo que yo alimento desde un principio, y aún sabiéndolo sigo haciéndolo y peor aún... me sigue afectando y doliendo. Pero no sé evitarlo. Cuando veo que alguien sufre, que está triste, que ve todo de color negro... me nace la necesidad de mostrarle el otro lado de la realidad, el inverso. Las esperanzas que nunca veo en mi vida pero sí en la de los demás.

Y así pasa el tiempo, y así paso yo... viviendo la vida de otras personas, preocupándome por ellas, sufriendo por sus sufrimientos. ¿Y por mi quién se preocupa, quién sufre, quién se alegra? Ni siquiera yo lo hago... cómo puedo pretender que alguien más pueda hacerlo.

Gracias a Dios puedo contar con los dedos de una sola mano algunas personas que lo hacen, y quizás con ellas deba alcanzar y yo tenga que dejar de buscar que alguien más se sume a esa lista. Tal vez el error radique ahí. O quizás sea que necesito que alguien piense en mi con la misma intensidad que mis amigos, pero que no sea amistad. Quizás ese es el hueco que nunca puedo llenar, y por eso vivo arreglando la vida de los demás dejando la mía de lado. Porque me falta el beso que corrija mis pasos mal dados, el abrazo que me muestre que todo va a pasar, ese guiño de la vida que me de fuerzas para seguir, los labios de esa mujer que me transmitan la vida en un instante.

Y que no me vengan con que la amistad está para eso y que de ella puedo alimentarme en los malos momentos, porque la valoro y agradezco tenerla, pero nadie puede negarme que en la vida de cada uno necesitamos algo más que amigos. Sino que alguien me explique por qué elegimos estar el resto de nuestras vidas con una persona que no es nuestra amiga.

Yo no sé... la verdad no lo sé. Se me ocurre que nunca encuentro lo que busco justamente por eso, porque lo vivo buscando. Y cuánto más quiero hallarlo más me alejo, y elijo mal, y me deprimo y siempre estoy volviendo a empezar. Y hasta dudo de hacerlo, porque en lugar de intentarlo nuevamente me interno en un pozo del que no quiero que nadie me saque. Y me ahogo en eso, y soy yo mismo el que me entierro bajo esa oscuridad.

Basta. Estoy muy cansado de que todo me afecte el triple que a cualquier persona, que si empiezo hablando de una cosa termine hablando siempre de lo mismo, de ese vacío que no logro llenar. ¿Puede ser que no sea capaz de vivir sin necesitar a alguien?. Cuando pienso en esto se me da por creer que nunca voy a ser feliz, porque no sé serlo, no sé los pasos que hay que dar para continuar con la vida hasta que ese hueco se llene. Es sentir que estoy siempre parado en el mismo punto, desde hace años. Años. No sabría expresar lo que encierra esa palabra en una persona, lo que es que pase el tiempo y yo no me sienta vivo.

Es impotencia, es angustia, es ganas de llorar, es desgano, es depresión, es bronca, es tristeza, es desilusión, es miedo, es imbecilidad... es todo lo que me siento día a día sin saberlo evitar.

Estoy tan harto de todo... tan cansado de mi...
Palabras en el aire

Comentarios

  1. leyendo lo que escribiste y con esa música de fondo creeme que me siento muy, bastante mal (lios personales al margen)

    No creo que la clave esté en no esperar nada mas de los demás, porque no somos así... aunque lo intentes, los seres humanos estamos mas que acostumbrados a esperar de las demás personas; ellos esperan tu consuelo, y vos esperás que alguna vez ese consuelo sea devuelto...
    te conozco, y se que si tuvieras al alcance de tu mano alejarte de todos para no seguir sufriendo, no lo harías. Porque así sos vos, así estas hecho, y no hay nada que valga mas que el hecho de descepcionarte y seguir confiando en los demás. No tenerle asco a la gente.
    A todos (o a la gran mayoría) nos pasa en algún momento de nuestras vidas que la gente se nos caiga de ese pedestal en donde la ponemos... y aunque duele, es lo normal, supongo. Como te puse en el flog, para evitar esas descepciones, tendrías que plantarte ante el mundo y quizás el resultado no sea bueno.
    Hablas de unas pocas personas que se siguen interesando en vos, hablas de una persona en especial que aún se interesa en tu vida, mas allá de todo; si tenes la oportunidad de hablar de ellos, entonces es señal de que no estás haciendo las cosas mal. Esta en vos querer ayudar, querer consolar y esta en lo demás el sacarle provecho, porque la gente es así, en el fondo somos todos así... no es la primera vez que te pasa eso, y tampoco va a ser la última, entonces no te confundas carilina, sabes con quienes contás realmente, y a fin de cuentas, eso no cambia nunca.

    Entonces yo creo que si, que tenes razón al decir que quizás esperas eso, pero de una persona que no sea amiga. Y en una de esas, esa es la simple respuesta al porque seguís confiando, seguís ayudando... porque todavía estas esperando a ese alguien. Y porque aunque creas que ya esta todo perdido, todavía tenes la esperanza de que alguien te demuestre que no es así.

    Y creeme que no es así, aunque el hecho de que te lo diga ya no cambia nada...


    te adoro (L)
    vos lo sabes...

    ResponderEliminar
  2. (me encantó la musica, pero permitime, no meterme a opinar en este caso, porque creo que no me corresponde)

    ResponderEliminar
  3. Bueno ante esto decir mucha fuerza, y no te canses de ti

    ResponderEliminar
  4. Bueno ante esto decir mucha fuerza, y no te canses de ti
    Pd la url anterior no es mia perdon

    ResponderEliminar
  5. Fuerza, momentos asi vienen y van, solo pensa que todo lo malo trae algo bueno atras.. mientras tanto fuerza, apoyate en tus amigos y la gente que tenes a tu al rededor, de estas situaciones se sale..

    Te deseo lo mejor

    Exitosª

    ResponderEliminar
  6. Que puedo escribir ante esta apertura de corazón que acabo de leer? Creo que cualquier palabra que teclee va a quedar chica, y que seguro no te reconfortará, la inernet es fría, no llegan los abrazos esos dados con el corazon...
    (Y tambien es medio al dope decir que me sentí muy identificada con lo que escribiste...)

    Cualquier cosa, sabés que podés molestarme cuando sea, por más que el conocieminto sea pequeñito como una hormiga, supongo que de algo servirá. (No quiero caer en cursilerías :P)

    Te dejo muchos abrazos y fuerza

    ResponderEliminar
  7. en este preciso momento me siento igual de harta, igual de triste, igual de desganada, igual de MISERABLE.

    no se como pero necesito que esto se termine de una vez, siento q envejezco mis sentimientos, que pierdo mi capacidad de amar.

    no se que soy, no se que valgo, pierdo confianza en mi mimsa.

    ...

    no doy mas

    ResponderEliminar