Anoche me pasó algo extraño... tan tuyo y tan mío. Tan nuestro. Esa sensación de saber que en el mismo momento en el que pensaba en vos, vos también lo hacías. Era sonreírle a la estrella más apagada... que parecía pelear contra su extinción. Siempre peleamos contra nuestra extinción. Y tal vez fue en esa lucha feroz en donde cometimos mil errores, por tener un miedo agobiante a que todo nos salga mal otra vez en nuestras vidas. Aún siendo la primera vez que supiéramos del otro.

Mientras me colgué del guiño de esa estrella, recordé mil cosas bellas. Quise omitir las malas, porque solo tenía ganas de pensar en lo que alguna vez fue puro y sin rencor. Hoy es un día nuevo, y es raro verme sin vos. Es acuchillar la bocanada de aire fresco que lograba arañarle a las mañanas. Es imaginar que no voy a tener tu complicidad para cuando quiera sonreír.

Es algo tan tuyo, tan mío. Tan nuestro.

Se me dio por reabrir viejas palabras vertidas en hojas, por acariciar las curvas de esas letras que nunca te envié. Se me quedaron en el buzón de un correo que ningún cartero recogió. Y un poco de tu magia con ellas. Por eso aún las retengo, porque cuando te siento más lejos sé que en esa tinta derramada en un papel hay sentimiento puro. Hay verdades sobre vos que aun hoy siguen siendo ciertas.

No se por qué deambulo entre estos recuerdos, es probable que porque aún tienen parte de mi. De lo que hoy ando buscando. Abrazo estas cartas como un tesoro que nunca supiste que existía, y hasta se me escapa la sensación de leerlas en voz alta para que se crucen en algún sueño tuyo. Todavía siento que puede pasar, no he dejado ni por un segundo de tenerte tan presente.

Y en estos momentos esporádicos donde me sorprendo a mi mismo, me siento liberado. Con vos siempre me pasó esto. Aún en los peores días, en la más profunda tristeza, con el dolor a flor de piel... tu recuerdo me cobija. Y es ahí donde aún tengo la certeza de que sos algo bueno en mi vida, y no que lo fuiste. Porque si fuera solo una forma de nostalgia esta sensación, desaparecería. Pero siempre vuelve a aparecer.

El pasado es tan confuso y tan claro a la vez, puedo dilucidar fácilmente todas las maravillas que encierra tu imagen, y en el mismo instante no ver claro si es algo bueno o algo malo. ¿Pero cómo puede ser malo este sabor a vos? Se mantiene aquí en mi pecho como una ráfaga de verdad. Como lo que siempre fuiste. Como lo que siempre serás.

Es algo tan tuyo, tan mío. Tan nuestro.
Palabras en el aire

Comentarios

  1. Primero que nada, gracias por dar tu opinion en mi blog...
    Es dificil hablar sobre un texto, a mi por lo menos, porque es algo tan unico de uno mismo, una palabra que puede tener mil significados, segun la entonacion que le de cada lector. Creo que los verdaderos sentimientos de los texto ineludiblemente estan escondidos en los propios autores. Muchos se acercan, pero dificil es llegar.

    Reconozco esos momentos de nostalgia quizas, en que nos detenemos a pensar en aquello que se fue, que dejo su huella en los recuerdos, tanto buenos y malos, y lo lindo que se siente reconfortarse con los buenos momentos. Aquellos sentimientos que nos hicieron avanzar, detenernos y seguir avanzando... Tan reales en su momento, que aun guardan esa realidad en nuestros recuerdos. Yo los llamo recuerdos perdidos en el olvido... Siempre estarán ahi cuando los necesitemos, aunque no nos demos cuenta, haciendonos sonreir de la nada, sin una justificación...
    Este es mi punto de vista. De nuevo gracias. Hasta Luego.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasar por mi blog...y muy cierto lo que dices.

    En mi caso se me hace imposible cargar con tantos recuerdos...estar enamorado de un recuerdo no para todos es bueno, y para nada facil, una mochila inmensa que cargar.

    Me saque esa mochila hace un tiempo...y ahora todos esos sentimientos y recuerdos, estan en algun lugar de mi cabeza, no se...quizas se fueron.
    Y tambien quizas por eso me deprimo sin saber porque...mi inconciente guarda muchas cosas.

    Muy lindo lo que escribiste...pero creo que uno tiene que avanzar, el pasado tiene que ser nuestro maestro, pero no se si es bueno vivir en el.

    Saludos. :)

    ResponderEliminar
  3. "Se me dio por reabrir viejas palabras vertidas en hojas, por acariciar las curvas de esas letras que nunca te envié. Se me quedaron en el buzón de un correo que ningún cartero recogió."
    Ay, Ale, tu melancolía siempre lograr abrir esa parte de mi que se pierde en los recuerdos una y otra vez, pensando, imaginando, refugiándome en esas fantasías.
    El texto es muy lindo
    y esa frase me llego.
    Cuántas cartas escribimos y nunca las mandamos, y después un día al leerlas nos transportamos a ese momento, a qué pasaría si la persona a la que iban dirigida la leyera, aunque sólo dijera cosas intrascendentes...
    Uno nunca deja de sorprenderse de uno mismo en esas cartas "yo dije eso?" "uuyyy noo mirá lo que puse!"
    "no me acordaba de esto"

    Qué se yo, no estoy yendo a una idea en particular, tu texto me hizo sentir más o menos lo que acabo de explicar.


    Hablando de otro tema, en unas horas me voy a mar del plata, y e Negro Dolina está allá y el dpto me queda a un par de cuadras
    prometo queme voy a acordar de vos, y si lo transmitieran acá le dejaría el papelito así te manda un saludo.
    :)

    Besos mil, hasta la vuelta, no pienso conectarme ni un minuto alla :)
    jajaja
    besos
    te quiero, Pokemon

    ResponderEliminar
  4. Es lindo poder volver al pasado de vez en cuando para revivir momentos que han quedado atrás. El problema surge cuando se vuelve una necesidad el recordar y se pasa a dejar de lado el presente para vivir sumergido en hechos pasados.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¿Te gusta Isamel? ¡Que pregunta! A alguien que le gusta hablar de amor no puede no gustarle. No hay persona que sepa elegir las palabras más adecuadas para hablar del tema que él.
    Tenés razón que hace acordar a esa canción. Quizás sin darme cuenta me inspire un poco en él. "..´él piensa ya nada es lo de antes,
    la vida debe estar en otra parte.." Frases como esas hay pocas y concuerdo totalmente, ya nada es lo de antes.
    Un beso grande! Gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta cuando los pensamientos coinciden, cuando alguien piensa en ti, mientras tu piernsas en esa otra persona...¡que magia!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Lo de sufrir por amor, es algo que siempre hubiese querido, algo que no experimenté, entonces, cuando hablaba con personas y les decía: ay, ojalá sufriese por amor, no sé, tendría alguna razón, me desangraría por alguien y, cuando me preguntarían porque sufro, diría: es por él. En cambio, cuando se sufre por el vacío, por la nada misma y las personas te preguntan, uno no sabe qué responder, porque, en realidad, nisiquiera sabe qué responderse a sí mismo.
    Leí tu texto "por que" y lo sentí TAN MÍO, no sé, no suelo "identificarme" con los textos, lo cual, es proporcional a un halago (soy una chica ruda).
    De verdad, me dejó una expresión parecida a ésta: :O
    En fin, estoy del otro lado, a u click.

    Que tengas un buen comienzo de semana :)

    ResponderEliminar