En un abrir y cerrar de ojos cerré blog y fotolog, sin dudarlo. Para sacarme de la cabeza todas las cosas que encerraban esas palabras que había escrito. Para dejar de desvelarme una noche y releer una y otra vez tanta nostalgia acumulada, tanta vacía realidad.

Dos noches después me encontré frente a una cerveza y dos amigos, y salió a colación el tema fotolog. Mi amigo me decía que para él era una catarsis, que había noches en las que se iba a dormir relajado por haber soltado toda esa mierda acumulada. Y me di cuenta que a mí me pasa lo mismo.

Hay fotolog para todo el mundo: para los que lo tienen para chamuyarse minas (u hombres en el caso de las mujeres), para divertirse, para difundir algún proyecto, para hacer catársis, para compartir fotos de un viaje paradisíaco... para todo. Y en mi caso fue una catarsis desde el primer día en que tuve uno.

Sin embargo, luego de plantearme esto, me dije que también podría hacer catarsis escribiendo cosas sin necesidad de ponerlas en un fotolog. Pero me encontré con un detalle. El que haya gente que las lea hace que la catarsis funcione mejor, no sé... hay gente que ni lee lo que escribo (no las culpo), hay personas que incluso me firman y ni leyeron, pero también están los que sí... los que se sienten identificados, a los que les interesa. Aún sin conocerme, aún sin saber quién soy.

Y el saber que al menos a una persona logré dejarle algo, aunque sea una duda... ya me deja contento. Porque yo me he sentido a gusto en varios fotologs, leyendo las catársis de otros. Y me ha pasado que los han cerrado, y los he puteado jaja... porque a mí me servían. Y porque nunca supe más de sus vidas, y me gustaría saber. E insisto, sin siquiera conocer a esa persona ni teniendo la intención de conocerla tampoco.

Si hay algo en común en internet y en fotologs, es que todos tenemos algo para decir. Es que a todos de alguna manera nos rodea la soledad y necesitamos largarlo, que alguien lo lea, que alguien nos "acompañe". Yo encontré una forma de expresarme escribiendo. Hace muchos años, sin fotolog. Ahora, con uno. Y conozco la sensación de las dos formas, y me ha reconfortado más cuando otros leían... porque a todos nos pasan -salvando las distancias- cosas parecidas. Y está bueno que de vez en cuando veas que no estás tan loco, que hay alguien más ahí pasando por lo mismo que vos.

Y entonces la ciclotimia se presentó luego de esa charla con amigos, y acá estoy. Otra vez con fotolog. El 4º para ser más precisos. Y aunque me gustaría poder decir todas estas cosas que escribo, la verdad es que no me sale, porque no soy así. Porque me cuesta expresarme. Asi que ¿para qué dejar esta manía de liberar angustias? si me sirve. Si de alguna manera encuentro la forma de canalizar lo que me pasa.

Todos necesitamos expresarnos. Hay personas que componen canciones, otras que pintan, otras que bailan, otras que sonríen, otras que hablan, otras que irradian felicidad. Yo escribo. Y como tengo la necesidad de hacerlo, acá estoy otra vez.


Esto lo escribí hace poco más de un mes, cuando volvía al mundo del fotolog. Hoy, un mes después, sentí la misma necesidad pero acá... en el blog. En donde he dejado gran parte de lo que soy, los días en que estaba feliz, los días malos, los de paz... los de silencio. Extraño llegar al blog y releer viejas cosas, las palabras de otros, toda esa magia encerrada en letras. Asi que acá estoy, listo para volver a llenarlo de sensaciones.

Y como antes de cerrar el blog guardé todo lo que había escrito junto con las firmas de las personas que pasaron por acá, de a poco voy a ir recuperando todo aquello... asi que no se sorprendan si leen algo de años atrás.
Palabras en el aire

Comentarios

  1. la ultima frase era para mi? jaja... extrañaba tu blog, y extrañé tu flog, lo sabés, hasta creo que te reté por haberlos cerrado, y si no lo hice ahora te enterás que tuve ganas de hacerlo...

    yo creo que el hecho de saber que alguien me lee, aunque no entienda nada de lo que quise decir, me hace sentir menos sola en eso tan lleno de matices que llamamos vida... y en esa compañía, quizás, encuentro algo más; una amistad, como me pasó con vos, o simplemente revivir el recuerdo de algún momento a través de los demás... de palabras ajenas a mi persona pero que en el fondo, tienen que ver con todos, como vos dijiste... suponque que lo que le da la magia a todo eso, al menos en mi persona, es que en esas palabras, esos comentarios, me termino descubriendo; aunque al otro instante me olvide nuevamente quién soy o como me siento hoy, todo ayuda a terminar de encontrarme... es un proceso constante que la mayoría de las veces pasa desapercibido...

    pero en ese proceso te encontré...
    (L)
    y ese es uno de los motivos principales de mi cariño hacia el flog/blog/etc.

    te adoro carilina

    ResponderEliminar
  2. Catarsis... Expresarse. Sí, se entiende. Hace unos cuantos años era de escribir montones, y realmente comencé a disfrutarlo mediante el fotolog; pero, como vos bien decís, hay de todo tipo de personas en ese mundo, y cuando no te leen -al menos a mi- se siente como que lo que querés decir va perdiendo importancia... o al menos no llama la atención que uno desea que haga.

    Hace un par de meses tenía una especie de manía: Escribir en papel, y romperlo. Supongo que era una manera de, romántica y simbólicamente hablando, dejar atrás o intentar borrar lo que tenía en la cabeza. Bah, de todas formas pude lidiar con ello.

    Yo volví a abrir el blog por dos motivos. El primero es porque realmente necesito expresarme con palabras, y el segundo es porque el fotolog ya no ocupa ese lugar. A modo de terapia, por más loco y superficial que parezca, de a poco me fue ayudando con mi imagen.

    Estoy hablando mucho de mi. Me molesta.

    Espero que sigas updateando a ver qué tanto me animo a opinar sobre alguien que está del otro lado de ese monitor.

    Y que le gusta el alcohol y Monkey Island (L) (?).

    Besotes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario