A veces me cuestiono las cosas que nunca pasaron, me pregunto si no fueron por algo, o si sencillamente alguien se quedó a mitad de camino entre el valor y la cobardía. Porque a veces no entiendo cómo las personas que se atraen al mismo tiempo se repelen, temiendo que alguno realmente quede con esa placentera sensación por siempre. Como si enamorarse o sentirse querido y extrañar fuera ajeno a nosotros, como si eso nos condenara, como si saberse vulnerables ante una persona nos dejara indefensos si decide un día marcharse.

Y puede que esos miedos estén justificados, sí, pero cómo enamorarse sin sentirlos. Cómo entregarse por completo sin correr ese riesgo. Pareciera que las cosas tuvieran que venir con un contrato, con cláusulas, con fecha de vencimiento en manos del cliente. Y enamorarse no pasa por nada razonable, ni tiene fecha ni motivos. Simplemente sucede. Encontrar en la sonrisa de alguien la calma, pasar horas sin hacer nada más que tener en frente los ojos que nos devuelvan la certeza de querer quedarnos ahí.

Las historias que nunca fueron son las que más duelen, porque encierran la duda de saber qué sería hoy de nuestras vidas si hubiera sido al revés. Si el cartel de clausurado no hubiera sido plantado en nuestro corazón. Si hubiéramos podido dejar caer la caparazón, la coraza que creemos protectora de nuestras inseguridades, de nuestros fantasmas, de nuestra manera de evitarnos la oportunidad. Y quizás nunca, ni siquiera ahora, lo podamos entender.
Palabras en el aire

Comentarios

  1. Y eso precisamente, en no poderlo entender, el no poderlo saber.....es lo que lo hace especial, lo que nos hace pensar y recordar, como algo mágico....

    ResponderEliminar
  2. No es lejano, eso es verdad, pero de tenerlo como yo quiero si es lejano.

    ResponderEliminar
  3. Solemos buscar el camino más fácil... que las cosas vengan hechas, listas para usar, y cuando la fecha llegue, desechar. Pero se pierden tantos detalles fantásticos que surgen en el camino!

    ResponderEliminar
  4. Es increíble como supiste poner en palabras lo que siento hace mucho y no logro expresar...
    Gracias!

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTO.... lo admito... termine llorando.. la cancion del inicio, las letras tornandose en rostros, voces, momentos... es que, que increible es cuando lo que pienso o lo que vivo ya esta escrito por alguien más.... concuerdo completamente contigo...

    ResponderEliminar
  6. Por favor, quisiera saber cómo se llama y de quién es esa hermosa melodía que suena de fondo. ¡Vos no te das una idea de lo que amo y me conmueve el piano!
    Ay ay ay, el eterno camino regresivo hacia los “que hubiera pasado si…” es en vano querido Ale. Años me llevó darme cuenta de que más allá de que la vida pueda devolverme una cachetada, es preciso arriesgarse, porque como dijo Sabina: “no hay peor nostalgia que la de añorar aquello que no fue…” y creo que está muy acertado. Se lo que cuesta arriesgarse pero peor es el gusto a hiel que nos queda al no haberlo intentando y seguir guardando interrogantes sobre lo que hubiera sucedido en caso contrario.
    Hoy me arriesgo y a veces pierdo, y a veces termino sumergida en llantos interminables…pero ninguna lágrima se compara con no haberme arriesgado, al menos supe lo que era intentarlo.
    No entendés como las personas que se atraen y mismo tiempo se repelen…no sé si simpatizás con Freud pero si hay algo que aprendí en estos tres años de sus teorías es que la ambivalencia está presente en todo vínculo cercano.
    “Pareciera que las cosas tuvieran que venir con un contrato, con cláusulas, con fecha de vencimiento en manos del cliente…” eso sucede porque en la sociedad de hoy en día predomina el discurso del mercado y este discurso es trasladado al ámbito de las relaciones, te quiero en la medida que vos me quieras, te devuelvo lo que me das…intentamos medir y analizar el amor cuando escapa a parámetros racionales. Es algo que Kundera plantea muy bellamente en La Insoportable Levedad del Ser, te lo recomiendo si no lo leíste.
    Las historias que nunca fueron nunca serán…a no ser que la vida te traiga otra oportunidad (te juro que a veces esta oportunidad es posible incluso después de mucho tiempo)…pero mientras tanto…no hay que dejar ir las nuevas oportunidades que vendrán.

    ResponderEliminar
  7. Concuerdo con Valerie en definitiva!! y yo tambien agradeceria que pudieras decirnos como se llama y de quien es esa melodía porque me estremecio hasta la medula!! ....


    P.D: Me encanta la forma en como escribes!! :)

    ResponderEliminar
  8. La canción es obra de Clint Eastwood, la hizo para la película "Million dollar baby" pero el nombre exacto de la canción no lo sé, creo que lleva el nombre de la misma peli, porque es el tema principal.

    Valerie, sé que te gusta el piano, escuchá otras de Clint que seguro te van a gustar, a mí me sorprendió con varias pelis. El tipo pasó de ser un famoso actor a director y ahora también hace la música de sus películas. Un groso.

    ResponderEliminar
  9. hola!! a todos!!! ya se como se llama la melodia "blue morgan" aca se las dejo:

    http://www.youtube.com/watch?v=tAmiOm8Mchk

    ;)

    ResponderEliminar
  10. Si, justo hoy en el laburo me puse a buscar eso y me olvidé de venir y escribirlo. Gracias Dafne por hacerlo vos! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario