No es un día para la política, he guardado esta oportunidad para hablarles brevemente sobre la amenaza irracional sobre la violencia que hoy mancha nuestra tierra y a todas nuestras vidas. No es materia de preocupación de ninguna raza en particular, las victimas de la violencia son negras y blancas, ricas y pobres, jóvenes y ancianas, famosas y desconocidas. Son, por sobre todas las cosas, seres humanos a quienes otros seres humanos amaban y necesitaban.

Nadie, no importa donde vivan, o lo que haga, puede estar seguro de quien será el próximo en sufrir un derramamiento de sangre absurdo. Pero continúa y continúa sucediendo en nuestro país. ¿Por qué?, ¿Qué ha logrado la violencia alguna vez?, ¿Qué ha creado?

Demasiado a menudo honramos el pavoneo y la fanfarronería de los que ejercen la fuerza, excusamos a los que están dispuestos a construir sus propias vidas sobre los sueños rotos de otros seres humanos. Pero esto es mucho más claro: La violencia engendra violencia, la represión engendra represalias y sólo la purificación de toda nuestra sociedad puede remover esta enfermedad de nuestras almas…

Porque cuando enseñas a un hombre a odiar y a temer a su hermano , cuando le enseñas que un hombre es inferior por su color o por sus creencias o por las políticas que sigue, cuando enseñas que los que difieren contigo amenazan tu libertad, tu trabajo, tu hogar o tu familia, entonces tú también aprendes a enfrentarte a otros no como conciudadanos sino como enemigos, a no encontrar cooperación sino conquista, a ser subyugado y dominado…

Nuestras vidas en este planeta son demasiado cortas, la tarea ha realizar es demasiado grande como para permitir que este espíritu siga prosperando en esta tierra.

No podemos desterrarlo con un programa ni con una resolución, pero podemos recordar, aunque sea por un tiempo, que los que viven con nosotros son nuestros hermanos, que ellos comparten con nosotros el mismo breve momento de vida, que ellos buscan, como nosotros, nada mas que la oportunidad de vivir sus vidas con propósito y felicidad ganando la satisfacción y la realización que puedan.

Sin duda, este vínculo de destino común, este vínculo de metas comunes pueda comenzar a enseñarnos algo.

Seguro podemos aprender por lo menos, a mirar a nuestro alrededor y vernos , a ver a los hombres, y comenzar a trabajar un poco más duro. Para sanar las heridas y convertirnos, de todo corazón en hermanos y compatriotas otra vez.


Bobby Kennedy

Palabras en el aire

Comentarios

  1. Siempre tuve la sensación de que los Kennedy no eran de este mundo. Creo que cuando un dice "otra hubiera sido la historia", nunca esta mejor empleada la frase que en las especualacion sobre que hubiera pasado si nos los hubieran matado.

    ResponderEliminar
  2. Ale un gusto que hayas pasado por el sinsentido!!

    me encanto encontrarte y con respecto a esta publicacion que decir la violencia es uno de los grandes problemas que estamos vivendo como sociedad creo como decis vos que va a pasar que vamos a tocar fondo hasta que recien ahí nos voveremos a mirar...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Lo que movió a a Kennedy a escribir esto aún no ha cambiado, los vemos a diarios, en nuestros países latinoamericanos. Es triste. Saludos desde El Salvador.

    ResponderEliminar
  4. Discurso de hace tiempo y qué por desgracia sigue siendo vigente...y seguimos sin aprender...Un abrazo enorme Ale!!

    ResponderEliminar
  5. es verdad como dicen por aca arriba, que esto no cambio... pero tambien es cierto que a veces pareciera que nadie, pero NADIE lo recuerda.
    Me regocija leer esto, primero porque no lo conocía =P y segundo porque hace bien que en estos días, aunque sea en un lugarcito como este, alguien saque a relucir estas palabras, que tan ciertas son.
    Ni te aclaro que te robe el posteo, aunque nunca llegue a subirlo se que voy a leerlo unas cuantas veces.
    Tampoco te aclaro que te quiero, ya ni hace falta.

    Yyyy espero que puedas volver a ser mitad de nuevo, aunque no seas uno entero, yo, con los pedazos que me queden, voy a estar ahí, llenando el espacio vacío. Aunque no alcance, aunque no sea lo mismo, sabes que nunca voy a dejar de estar.

    Espero que lo sepas.

    ResponderEliminar
  6. Siempre pienso como el ser humano tiene esa capacidad de analizar las cagadas que se manda de manera profunda, y de volverselas a mandar. Y eso hace que este texto como tantos otros no pierdan actualidad.

    Me sorprendo cada vez más de la gente que sigue pensando en la superioridad de una raza sobre otra, en la violencia como modo de solución de conflictos, en la justificación de una guerra, de una muerte, de muchas muertes...

    Como duele este mundo...

    Espero que estés mejor mi vida. Se te quiere.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen discurso. Empecé a leerlo pensando que era Obama. Ojalá repita estas palabras, alguna vez.

    ResponderEliminar
  8. me gusto mucho, no lo conocia.

    Es molesto, a veces, pensar q estamos tirando el tiempo en cosas vaNAS sin intentar algo, por mas pequeño q sea, para cambiar el mundo...

    besos ale

    lu

    ResponderEliminar
  9. jaj veo que no fui el unico que creyo que era Obama el que decia eso, aunq ya habiendo leido una parte me parecia que no..
    cuanta razon hay eh, y seguimos =
    lo que hay que aceptar es que esta en cada uno de nosotros cambiar eso, no en el otro. primero reprimir nuestro odio, nuestra violencia, para asi dar paso a que otro se plantee lo mismo. no debemos pretender que cambie el otro para cambiar uno, es totalmente al reves

    un abrazo ale

    ResponderEliminar
  10. Cada vez da más miedo vivir en este planeta.
    Cada vez nos alejamos más de lo importante...


    las mentes confundidas
    hacen cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  11. Ale... Debo criticarle una cosa. No siempre los que viven con nosotros son nuestros hermanos. Es mas, hay muchas veces que los que viven con nosotros son personas peores que un enemigo...




    ChaPa ((( 22 )))

    ResponderEliminar
  12. Si esas palabras fueran acciones, el mundo seria muy distinto.

    no?

    ResponderEliminar
  13. no se pq algunos se empñean en hacer el mal cuando es mucho mas facil hacer las cosas bien.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario