Hace un tiempito, en ese alejarme del blog que tengo en ocasiones, hice una cuenta en otro servicio para escribir. En tumblr. Más que nada era un compilado, digamos, de escritos que están acá. Pero quería darle a ese lugar un aire nuevo, donde el que entrara podría refrescarse en mis palabras y en las de los demás. Donde no hubiera lugar para la tristeza y la melancolía. Un lugar que dejes con una sonrisa en la cara (o media, si las circunstancias no dan para tanto).

Tumblr es un servicio que se está utilizando mucho actualmente, y quizás muchos tengan cuenta ahí, con lo cual resulte más fácil seguirnos y estar al tanto de cada uno de nosotros.

Por eso, quien quiera sumarse a ese nuevo espacio, está más que invitado. Lo van a encontrar en Aire pa' soltar

(sí, la manía de poner nombres raros en los sitios sociales no ha cambiado :P)

Mientras tanto, este blog, el de siempre, seguirá vivo. Como siempre lo estuvo. Con sus días buenos y otros malos.

Los espero por ahí o por acá.