El video no es la gran cosa, pero básicamente habla de algo que veo y experimento continuamente.




Y aunque todos observemos esta realidad, y hablemos de ella, y nos demos la razón con cara de preocupación y autocrítica... eso termina siendo tan efímero como cada instante que pasamos delante de esa pantalla.




Por eso, si pasás por acá, después de leer te invito a que vayas a la parte más baja del blog ;)

2 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Siempre he creído que no es culpa de la tecnología, que no con apagar las máquinas y salirnos a dar un paseo se componga la cosa.
Creo que los malos hábitos compartidos son el problema.
Y sí, definitivamente el abuso de los smartphones y las computadoras se ha convertido en una situación alarmante para la convivencia.

Es decir, en mi opinión, creo que todo debe llevar su justa medida.

Pero comparto contigo la opinión de la autocrítica.


Un beso.

Ale dijo...

Sí, claro, la tecnología es sólo un medio. El tema es el abuso que uno genera y cómo lo hace formar parte del día a día sin darse cuenta, hasta el punto en que tanta comodidad nos deja ciegos ante otras cosas más importantes.

¡Beso! :)