Segunda vez que tocamos en vivo, esta vez en Eter Club. Fue una noche especial, llena de gente hermosa, música, mucha energía y a puro Blues. Definitivamente sentir esa adrenalina que te recorre el cuerpo cada vez que subís a tocar, es impagable, y la querés sentir a cada momento.


Música, música siempre sí!

2 comentarios:

Antonella Noel dijo...

Guau!!! Buenísimo que le pongas tanta pasión a lo que te gusta. Te felicito, Ale. Me gustó mucho!!

Paus dijo...

Bello y merecido presente :)