No se por qué, o sí, pero hoy el día estuvo genial. Hacía muchísimo tiempo que no podía colgarme de alguna nube y quedarme mirandola minutos mientras el colectivo seguía con su rutina imperfecta. Donde el aire entraba por mis poros y yo me dejaba airear, llenar de su energía, y mágicamente me encontré escuchando una canción y sonriendo en medio de la calle como solo un idiota puede hacerlo. Algunos mirándome extrañados, pensando quizás en que estaría escuchando la radio, divirtiéndome con algún programa de media tarde. Nadie se percataba de tu aire. No lo podían ver en mis ojos, no sabían resolver la complicada ecuación de verme reír tan solo al caminar.

Era verte en la parada de aquel colectivo, en el puesto de diarios, en la bocacalle de Corrientes y Callao, en la vidriera que tenía todo en liquidación menos tus ojos. Me había olvidado lo lindo que era sentirse así, lo renovado que podés sentirte. Hasta me sonrojo al escribirlo. Me escabullo de tu verdad, tan clara como lo son estos versos. Es por vos, por vos. Sí. Por vos.

Mi cabeza retrocede el casette una y otra vez y revee palabras, dandole el significado que los diccionarios no conocen. Que la gente no entiende. Que me permito desgustar. Tu boca bordea el panorama y mis labios se lastiman por morderlos al imaginar los tuyos. No lo entiendo, y a la vez es tan increíble verlo con esta claridad. Te extraño, y sin embargo estás acá. En estos pasos, en estos dedos, en este latir incesante de mis sentidos.

Gracias por recordarme la magia de vibrar con tu sonrisa.
Gracias por devolverme la certeza de sentir.

12 comentarios:

eMiLiA dijo...

Esos días son maravillosos por lo poco usuales.

Debo decirte que sos bienvenido en mi canal pero que lamentablemente no está la historia de la vecina y los gemidos porque no la contó.
Lo que sí hizo fue ir hilvanando distintas historias de sus vecinos e intercalando canciones.
Como siempre, extraordinario.

Saludos!

TUITA dijo...

Hacia mucho que no te comentaba y es que para escribir hay que estar inspirado... De pronto entré en tu blog y veo este post, muy distinto al resto. ¿ Estás enamorado? sé cual es ese sentimiento de ingravidez, en el que sólo andamos entre nubes de algodón. Espero que esté sentimiento pertenezca a la realidad y no sea sólo un brote de inspiración, por que si es real, Enhorabuena!!

Quijo dijo...

Porque hay días que realmente merecen la pena.

Nata dijo...

Me gustó lo de todo en liquidación menos tus ojos.

Es por mi, por mi. Si. Por mi! jajaja tendrías que evitar esos fragmentos tan unipersonales!!! uno después se la cree y cagaste!

Como siempre escribís divino, ya sabes lo que pienso al respecto.

vik dijo...

que linda manera de describir lo magia que nos invade el alma con sólo una sonrisa. y lo más valioso es que nadie lo pueda entender, salvo vos.
tenía pendiente una visita a este blog como devolución de tus comentarios.
que tengas muchos días más así.. =)

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Hermoso texto sincero.
Dice mucho.
Que lindo sentir así.
Un abrazo fuerte, cuidate mucho.
Gracias por tu comentario.
:)

Ailincita dijo...

Gracias tu texto hizo volar mi imaginación.
Y también recordar algún sentimiento similar.
Adorable se describe esa sonrisa.
Un beso.

SOL dijo...

Gracias por devolverme la certeza de sentir.

Que lindo es que alguien te haga sentir eso!

jiim dijo...

Como dijo emilia, y me había colgado en contestarte.. No contó ninguna historia de los gemidos de su vecina... (me refiero a Ismael)

Con respecto a tu texto.. Hoy me pasó algo parecido. Iba en el colectivo, con la melodía perfecta para este día soleado, mirando hacia afuera los árboles, la gente, los edificios, el cielo.. Y sonreía. De pronto, cuando miré hacia adentro del colectivo, una señora me miraba extrañada, casi envidando mi sonrisa. Le presté una, y no me la devolvío. Pobre de ella...


Fantástico Ale!
Un beso grande!

Nico dijo...

Por un momento pensé que estabas hablando de un poster de Araceli González.

Abrazoooooo.

Valebé dijo...

Taaan hermoso!!
Qué lindo poder tener el valor de renovarse, y hacerlo, y darte cuenta de ello. Qué hermoso. Se acerca la primavera me parece... y todos empezamos a florecer!

She's electric dijo...

Buenos días. Me encantó, simplemente eso.
Hoy es la segunda entrada que leo sobre sonrisas, y gente que hace sonreír a otra (la primera fue de frank..) asique lo tomo como una señal, como un día que promete ser por demás feliz aunque el cielo con su manto grisáceo nos intente ahogar en nuestros no tan lejanos problemas.

Me gustó mucho como escribís y además sos amigo de Frank asique prometo entrar más seguido.


Pd: Qué lindo que determianda gente nos haga sentir asi, no? Tenga esa facilidad de hacernos volar en nuestros pensamientos, recuerdos y pueda dibujar en nuestra cara una sonrisa...